Sucursal en España www.bna.com.es
 Jueves 13 de Diciembre de 2018

Información con Relevancia Prudencial año 2016

INFORMACIÓN CON RELEVANCIA PRUDENCIAL

 

De acuerdo a lo establecido en la normativa vigente en la materia del Banco de España, se elabora el presente informe con relevancia prudencial referido al ejercicio cerrado al 31.12.2016 del BANCO DE LA NACIÓN ARGENTINA -SUCURSAL EN ESPAÑA-. Todas las cifras están expresadas en miles de euros.

 

INFORMACIÓN GENERAL

 

a) Denominación de la Entidad: BANCO DE LA NACIÓN ARGENTINA -SUCURSAL EN ESPAÑA- (en adelante la Sucursal)

b) Es una Sucursal del BANCO DE LA NACIÓN ARGENTINA y no integra ni conforma en España ningún grupo consolidable de entidades de crédito ni grupo de entidades de crédito a los efectos de la normativa vigente en la materia del Banco de España.

 

OBJETIVOS DE GESTIÓN DE RIESGO

 

Los objetivos de gestión del riesgo de la Sucursal están en relación directa a nuestra política de negocios y condicionados al segmento de mercado en el que nos enmarcamos, con riesgos de corto plazo en la captación y colocaciones de fondos, bajo el principio general de calce de monedas y tasas de interés.

El perfil de riesgo está supeditado a privilegiar la liquidez, la solvencia y la rentabilidad en igualdad de condiciones y la naturaleza de los riesgos asumidos son compatibles a la escala y tipo de actividad que se realizan, disponiendo de un suficiente nivel de capital para su cobertura.

Para todo lo anterior se dispone de un sistema de gobierno, gestión y control de riesgos adecuado en función al principio de proporcionalidad con un organigrama con las misiones y funciones de cada sector.

El Director General (Gerente) de la Sucursal es el responsable de la gestión de los riesgos, su control interno y la adecuación del capital, reportando a la Casa Matriz los aspectos vinculantes en esta materia. Las tareas de control interno, además, son complementadas por las Auditorías que se realizan desde la Casa Matriz.

INFORMACIÓN SOBRE LOS RECURSOS PROPIOS

 

a)      Acuerdo de Capitales - Basilea III - Capital económico

 

Durante el 2014, se implementó el nuevo acuerdo de capitales conocido como Basilea III mediante la trascripción del mismo a la normativa española.

En ese sentido cada vez se hace más importante seguir avanzando en los aspectos que sustentan el espíritu de la normativa y que implican grandes esfuerzos en los ámbitos de: metodología, procesos, control y validación internos, tecnología e incorporación en la gestión de todos estos elementos.

La gestión de capital dentro de la Sucursal se realiza a dos niveles: regulatorio y económico.

La gestión del capital regulatorio parte del análisis de la base de capital y de los ratios de solvencia (Recursos propios computables disponibles, Tier 1, etc.) bajo los criterios de Basilea III plasmados en la normativa del Banco de España y los de la Casa Matriz. El objetivo es que la estructura de capital sea lo más eficiente posible tanto en términos de coste como en cumplimiento de los requerimientos de los reguladores.

La gestión del capital desde el punto de vista económico tiene como objetivo optimizar la creación de valor de la Sucursal. Para ello mensualmente se generan, y se analizan las cifras de capital económico.

Para poder gestionar adecuadamente el capital de la Sucursal es fundamental presupuestar y analizar las necesidades futuras, anticipándose a los diferentes momentos del ciclo. Las proyecciones de capital regulatorio y económico toman como base la información presupuestaria y los escenarios macro económicos. En función de estas estimaciones se planifican medidas de gestión necesarias para alcanzar los objetivos de capital.

Con el objetivo de determinar el nivel de recursos propios, una vez calculados los requerimientos mínimos según el Pilar 1, la Sucursal revisa y valora los demás riesgos o factores no considerados en aquél y que por su relevancia deben ser tenidos en cuenta, estimando los recursos propios que se necesitan para cubrir todos los riesgos y mantener una holgura adecuada respecto a las necesidades mínimas resultantes de aplicar la Normativa vigente sobre determinación y control de los recursos propios.

Esta gestión de los recursos propios que realiza la Sucursal se ajusta, en lo que a definiciones conceptuales se refierea lo dispuesto en la normativa de Banco de España. En este sentido, la Sucursal considera como recursos propios computables los indicados en dicha normativa.

 

 

Adicionalmente se ha producido en España un cambio transcendental en el modelo de supervisión de las entidades de crédito. La aprobación del Reglamento (UE) nº 1024/2013 del Consejo, de 15 de octubre de 2013, que encomienda al Banco Central Europeo tareas específicas respecto de políticas relacionadas con la supervisión prudencial de las entidades decrédito, ha supuesto la creación del Mecanismo Único de Supervisión compuesto por el BCE y las autoridades nacionales competentes, entre las que se encuentra el Banco de España.

Todo ello constituye la actual normativa en vigor que regula los recursos propios mínimos que han de mantener las entidades de crédito españolas, tanto a título individual como de grupo consolidado, y la forma en la que han de determinarse tales recursos propios; así como los distintos procesos de auto evaluación del capital que deben realizar y la información de carácter público que deben remitir al mercado.

A continuación, se muestran los fondos propios de la Sucursal a 31 de diciembre de 2016:

 
Tabla 1. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina. Sucursal en España

A cierre del ejercicio, el ratio de solvencia se sitúa en los siguientes valores:

 
Tabla 2. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España

En el artículo 92 del Reglamento 575/2013, se establece que, las entidades deberán en todo momento, cumplir los siguientes requisitos de fondos propios:

 

  •   un ratio de capital de nivel 1 ordinario del 4,5 %.
  •   un ratio de capital de nivel 1 del 6 %.
  •   un ratio total de capital del 8 %.

 

La Sucursal a 31 de diciembre de 2016 cumple con los requisitos de fondos propios.

 

Adicionalmente, las entidades de crédito deberán cumplir en todo momento el requisito combinado de colchones de capital, entendido como el total del capital de nivel 1 ordinario necesario para cumplir con la obligación de disponer de un colchón de conservación de capital, y, si procede:

 

  •  Un colchón de capital anti cíclico específico de cada entidad.

            a) En el ejercicio 2016, Banco de España ha decido mantener en el 0% el valor del colchón anticíclico.

            b) Un colchón para las entidades de importancia sistémica mundial.

               No aplicable a la Sucursal.

            c) Un colchón para otras entidades de importancia sistémica.

               No aplicable a la Sucursal.

            d) Un colchón contrariesgos sistémicos.

               En el ejercicio 2016, Banco de España ha decido mantener en el 0% el valor del colchón anticíclico.

     

    El requisito relativo al colchón de conservación de capital es de aplicación desde el 1 de enero de 2016. Desde esta fecha hasta el 31 de diciembre de 2018, se aplica, en términos de capital de nivel 1 ordinario sobre exposiciones totales ponderadas por riesgo, conforme al calendario siguiente:

     

           a) Del 1 de enero de 2016 al 31 de diciembre de 2016: 0,625%.

           b) Del 1 de enero de 2017 al 31 de diciembre de 2017: 1,25%.

           c) Del 1 de enero de 2018 al 31 de diciembre de 2018: 1,875%.

     

    A 31 de diciembre de 2016, la Sucursal cumple con los requerimientos mencionados en el párrafo anterior, ascendiendo a un importe de 824 (miles de euros).

    El perfil de riesgo asumido por la Sucursal en 2016 en el conjunto de sus actividades, según su distribución por tipo de exposición, queda reflejado en el siguiente detalle (en miles de euros):

     

     
    Tabla 3. Informe prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    COBERTURA POR RIESGO DE CRÉDITO POR INSOLVENCIA

     

    Las operaciones no valoradas por su valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias, así como las exposiciones fuera de balance, se cubrirán de acuerdo a los siguientes criterios:

     

    • Calcularán el importe necesario para la cobertura, por un lado, del riesgo de crédito imputable al titular y, por otro, del riesgo-país. Cuando se den simultáneamente razones para la cobertura de una operación por ambos tipos de riesgo, se aplicarán los criterios de cobertura más exigentes que puedan corresponderle.

     

    • El conjunto de las coberturas existentes en todo momento será la suma de las coberturas específicas (cobertura de riesgo dudoso) y coberturas genéricas (cobertura por riesgo normal) correspondientes al riesgo de crédito por insolvencia, más la cobertura por riesgo-país, de acuerdo con lo establecido en el apartado IV, «Riesgo de crédito por razón de riesgo-país».

     

                                   i.           Cobertura de riesgo dudoso

     

    La Sucursal clasifica como activos dudosos aquellos instrumentos, así como las exposiciones fuera de balance, para los que existen evidencias objetivas de deterioro, que hacen referencia fundamentalmente a la existencia de impagados, incumplimientos, refinanciaciones y a la existencia de datos que evidencien la posibilidad de no recuperar la totalidad de los flujos futuros pactados.

     

     

                                 ii.           Cobertura genérica para riesgo normal

     

    Adicionalmente a las pérdidas identificadas de forma específica, la Sucursal cubre las pérdidas inherentes incurridas de los riesgos no identificados como deteriorados (riesgo normal y normal en vigilancia especial) mediante una cobertura global, que se corresponde con la pérdida estadística pendiente de asignar a operaciones concretas, y se determina teniendo en cuenta la experiencia histórica de deterioro y otras circunstancias conocidas a la fecha de los estados financieros.

     

                               iii.           Cobertura de la pérdida por riesgo de crédito porrazón de riesgo- país

     

    Los instrumentos de deuda no valorados por su valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias, así como las exposiciones fuera de balance, cualquiera que sea el cliente, se analizan para determinar su riesgo de crédito por razón de riesgo-país.

    Las operaciones se asignarán al país de residencia del titular a la fecha del análisis.

    La Sucursal clasifica los países en los Grupos 1 a 6, en función de indicadores como situación económica, política, así como la capacidad y experiencia de pagos, asignando porcentajes de cobertura para cada grupo de riesgo.

     

    A 31 de diciembre de 2016, los riesgos computables y sin cobertura con Argentina se han provisionado 22,80% de conformidad con la citada normativa, clasificándolo en Grupo 4.

    A 31 de diciembre de 2015 los riesgos computables y sin cobertura con Argentina existentes a esta fecha se provisionaron al 83,5% y fueron clasificados en Grupo 5.

    La mejora en la calificación del rating de Argentina ha motivado este cambio en la clasificación de los riesgos con este país.

    RATIO DE APALANCAMIENTO

     

    El ratio de apalancamiento se ha establecido dentro del marco regulatorio de Basilea III como una medición del capital requerido a las instituciones financieras no sensible al riesgo, existiendo el propósito de convertirlo en un requerimiento vinculante el 1 de enero de 2018.

    El ratio de apalancamiento se establece como el coeficiente entre el capital denivel 1 y un valor de exposición. Este valor se calcula a partir de las exposiciones de dentro y fuera del balance, incluyendo los instrumentos derivados.

    A continuación se incluye un detalle del ratio de apalancamiento de la Sucursal a 31 de diciembre de 2016, calculado según lo establecido en el Reglamento Delegado (UE) 2015/62:

     
    Tabla 4. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España

    POLÍTICAS DE GESTIÓN DEL RIESGO

     

     

    Gestión del riesgo y del capital.

     

    Los principios básicos sobre los que se apoya la gestión del riesgo del Banco son:

     

    •  El Director General (Gerente) de la Sucursal es el responsable de la gestión de los riesgos, su control interno y la adecuación del capital, reportando a la Casa Matriz los aspectos vinculantes en esta materia.
    •  La naturaleza ynivel de los riesgos asumidos están normados en la Carta Orgánica y en el Reglamento y Facultades de Crédito para las Sucursales en el Exterior del Banco de la Nación Argentina.
    •  Las tareas de control interno de la Sucursal, además, son complementadas por las Auditorías que se realizan desde la Casa Matriz. Por la escala de la Sucursal dichas auditorías contemplan en sus planes de trabajo muchos de los aspectos exigidos por la normativa y se seguirán incorporando tareas de control de riesgos para cubrirlos acabadamente, por lo que, en dicho contexto, la adaptación de la auditoría interna a las tareas asignadas al control de riesgos es adecuada.
    •  La naturaleza de los riesgos asumidos por la Sucursal son compatibles con la escala y tipo de actividad que se realizan y el nivel de capital asignado es suficiente para su cobertura.
    •  Anticipación y seguimiento activo mediante la evaluación continua de los riesgos a través de sistemas de seguimiento evitando el deterioro imprevisto de la calidad crediticia de la cartera. Para ello, están implantadas metodologías de medición, valoración, análisis y gestión, que facilitan la automatización de procesos que se complementan con el equipo de profesionales, con una elevada calificación y experiencia.
    •  El seguimiento de la cartera de crédito parte desde la registración operativa, el cumplimiento a los vencimientos y el estado de situación de la utilización de los límites de crédito en forma mensual, seguimiento que permite generar alertas de la situación de cada cliente.
     

    Políticas de gestión de riesgo de crédito

     

    El riesgo de crédito nace de la posible pérdida causada por el incumplimiento de las obligaciones contractuales de las contrapartes de la Sucursal. En el caso de las financiaciones reembolsables otorgadas a terceros (en forma de créditos, préstamos, depósitos, títulos y otras) se produce como consecuencia de la no recuperación de los principales, intereses y restantes conceptos en los términos de importe, plazo y de más condiciones establecidos en los contratos. Los riesgos fuera de balance, se derivan del incumplimiento por la contraparte de sus obligaciones frente a terceros, lo que exige a la Sucursal asumirlos como propios en virtud del compromiso contraído.

    Los riesgos de crédito en que incurre la Sucursal se pueden encuadrar en dos grupos diferenciados. Por una parte, se encuentran las operaciones que, aunque registradas en los libros de la Sucursal, son estudiadas por la Casa Matriz. Por otra parte, se hallan aquellas operaciones de carácter local, cuyo estudio corresponde a la Sucursal. Para ambos grupos se utilizan los lineamientos generales que para dichas funciones se establecen desde la Casa Matriz.

     

    1. Admisión y evaluación de riesgos

     

    La Carta Orgánica, instrumento fundacional del Banco, y el Reglamento y Facultades de Crédito para las Sucursales en el Exterior regulan la gestión y admisión del riesgo de crédito.

     

    El directorio del Banco está facultado para considerar excepciones a las anteriores regulaciones previa intervención de dos calificadores de riesgo de primera línea.

     

    El Reglamento y Facultades de Crédito para las Sucursales en el Exterior establece un conjunto de medidas y de parámetros a tener en cuenta en la vinculación, análisis y fijación de límites a los clientes. Los importes que se establecen favorecen la diversificación del riesgo de crédito y la mitigación del citado riesgo.

     

    El proceso de análisis y eventual aprobación de las operaciones otorgadas localmente, es el siguiente:

     

    • El Departamento Comercial analiza la viabilidad del riesgo a asumir con un cliente y, si su opinión es favorable, plantea la operación a la Gerencia.
    • La Gerencia (Gerente y Subgerente) es el único órgano autorizado para habilitar crédito a los clientes, siempre dentro de las facultades otorgadas por Casa Matriz.
    • La Gerencia, si la operación se encuentra dentro de sus facultades numéricas, decide sobre la aprobación o no de la misma.

     

    La función de control de riesgo es ejercida por el Director General (Gerente), valiéndose para ello de un sistema informático que alerta en el sector de operaciones si la solicitud de disposición de una línea excede del límite asignado. Asimismo, mensualmente se obtiene un listado de todos los clientes con la asignación y utilización de su límite de crédito.

    Los límites para colocaciones en entidades de crédito son fijados de acuerdo a los términos autorizados por el Banco de la Nación Argentina (Casa Matriz).

    Cuando las operaciones exceden las facultades de la Sucursal se elevan a la aprobación del riesgo a la Casa Matriz.

    Entre las diferentes herramientas disponibles para la evaluación de riesgo, figura la Planilla de Vuelco de Balance, acompañada del análisis y comentario de la situación financiera del cliente y su respectiva conclusión y propuesta. Dicha información será obtenida de los Estatutos y Balances de la Clientela y de información complementaria según se consigna en el Manual Operativo de Crédito.

     

    2. Seguimiento del riesgo

     

    El proceso de seguimiento de riesgos de la Sucursal se realiza partiendo desde la registración operativa, el cumplimento a los vencimientos y el estado de situación de la utilización de los límites de crédito en forma mensual, seguimiento que permite generar alertas de la situación de cada cliente.

    Para los casos de Entidades de Crédito se realiza anualmente el análisis de cada entidad y se eleva a aprobación del Banco de la Nación Argentina, Casa Matriz.

    Las Políticas y herramientas de seguimiento y recuperación de activos deteriorados están también contenidas en el Reglamento y Facultades de Crédito que en forma sintética se corresponde con una primera etapa de recupero en vía administrativa y posteriormente en vía judicial.

     

    3. Políticas y estrategias relacionadas con refinanciaciones y reestructuraciones

     

    El objetivo fundamental de la formalización de una operación refinanciada/reestructurada es proporcionar al cliente viabilidad financiera duradera en el tiempo, adecuando el pago de sus deudas contraídas con el banco a la nueva situación de generación de recursos del cliente.

    Estas políticas, desde el punto de vista del Banco, se enmarcan dentro de las destinadas a la protección del patrimonio de la Sucursal. En este contexto, se considera primordial un conocimiento cercano del cliente, su negocio, y sus circunstancias.

    De esta manera, cuando un cliente registra dificultades para hacer frente a sus obligaciones frente a la Sucursal, se tratará de disponer de elementos de juicio que permitan razonablemente establecer si la refinanciación es viable y resulta conveniente para el banco frente a otras opciones. En cualquier caso, toda refinanciación o reestructuración requiere la aprobación de la Casa Matriz. En el caso de concederse una refinanciación, el Banco excepcionalmente no acepta quitas. Dado que esta Sucursal no otorga préstamos relacionados con la vivienda, no se plantea una política específica para este campo.

    En cumplimiento de lo establecido en la normativa emitida por Banco de España, se detalla acontinuación el importe bruto de las operaciones de refinanciación, refinanciadas y reestructuradas con desglose de su clasificación según el riesgo (distinguiendo la parte que cuenta con garantía real de la que no la tiene), así como de sus respectivas coberturas por riesgo de crédito a 31 de diciembre de 2016 en miles de euros:

     
    Tabla 5. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    A 31 de diciembre de 2015 el detalle es el siguiente:

     
    Tabla 6. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.
     

    4. Políticas y procedimientos sobre el mercado hipotecario

     

    La información requerida por la Circular 5/2011 de Banco de España - por la aplicación del Real Decreto 716/2009 de 24 de abril (por el que se desarrollan determinados aspectos de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de regulación del mercado hipotecario y otras normas del sistema hipotecario y financiero)- se desglosa a continuación:

    La Sucursal no cuenta con operaciones hipotecarias en el ejercicio 2016 así como en el ejercicio anterior, por lo que no es de aplicación el párrafo anteriormente mencionado.

     

    Políticas de gestión de riesgo de mercado

     

    El riesgo de mercado es el derivado de la incertidumbre en la evolución futura de los mercados, propia de la actividad financiera. La Sucursal se ve afectada solamente por el Riesgo de Tipo de Cambio.

    Los riesgos de Precio, de Liquidación y Entrega son nulos porque no dispone de instrumentos con intención de negociación superiores al menor del 5% de la actividad de la Sucursal o a 15.000 miles de euros.

    De acuerdo a las condiciones del mercado, las colocaciones en títulos se realizarán exclusivamente en títulos de renta fija de emisores españoles, que por sus características no estén afectos a riesgo de mercado.

     

    Riesgo de Cambio

    Será política de la Sucursal calzar las operaciones y para los casos requeridos de mantener posiciones abiertas, las mismas estarán acotadas y su operativa estará dentro de los límites establecidos por la Sucursal.

    El área de Tesorería será la encargada de llevar la operativa de cambio con aprobación del Director General (Gerente), de acuerdo a lo establecido en el Manual Operativo de Tesorería antes citado.

     

    Riesgo de Tasa de Interés

    Se define como riesgo de tasa de interés estructural de balance a la existencia de sensibilidades en el activo y en el pasivo respecto del nivel que tengan ciertos tipos de interés en los mercados financieros.

    La política general será la de calce en las tasas y en los plazos de las operaciones pasivas y activas.

    El Manual Operativo de Tesorería determina los procedimientos operativos que hacen a la gestión de las tasas de interés, tanto para la determinación como el seguimiento de las mismas y los plazos correspondientes.

     

    Políticas de otros riesgos de mercado

     

    Además, la Sucursal está expuesta a la potencial falta de disponibilidad de fondos líquidos para asumir obligaciones inmediatas, por inmovilización de recursos o desfases de activos y pasivos. Por tal motivo, la política de riesgo de liquidez de la Sucursal será la de mantener en forma disponible los fondos suficientes para la cobertura de las obligaciones a la vista. En épocas de escenarios externos con incertidumbres, o turbulencias en los mercados, la cobertura se ampliará para cubrir al menos un veinte por ciento de las obligaciones a plazo de terceros hasta un año.

     

    Riesgo operacional

    El riesgo operacional se define como la exposición a pérdidas por: fraude interno; fraude externo; relaciones laborales y seguridad en el puesto de trabajo; clientes, productos y prácticas empresariales; daño a activos materiales y ejecución, entrega y gestión de procesos.

    Las políticas de la Sucursal para gestionar el riesgo operacional parten del buen hacer en la ejecución de las operaciones como medidas de mitigación de este riesgo, dicho buen hacer está comprendido en los respectivos manuales operativos.

    La gestión de este riesgo se apoya directamente en la estructura organizativa de la Sucursal y en la definición de las tareas que deben realizar los sectores operativos correspondientes, cumpliendo los procesos citados en los respectivos manuales.

     

    Riesgo reputacional

    En la Sucursal se considera el riesgo reputacional como un elemento muy importante en los procesos de decisión.

    El riesgo reputacional puede definirse como la posibilidad de daño en la imagen, prestigio o reputación de una entidad derivada de la percepción que terceras personas pudieran tener sobre sus actuaciones.

    Es un riesgo independiente de los riesgos crediticios y/o económicos ligados a las propias operaciones, así como del riesgo legal que pudiera existir en el desarrollo e instrumentación de las mismas, por tanto, es un riesgo adicional a cualquier otro soportado.

     

    Riesgo de concentración

    En este asunto se aplicará estrictamente lo regulado por la normativa para los grandes riesgos y límites a la concentración, establecidos en la Circular 2/2016 de Banco de España.

    El límite de las grandes exposiciones, que se establece en la parte cuarta del Reglamento (UE) nº 575/2013, será el menor de los siguientes importes:

      a)     El 25% referido del artículo 395.1 del Reglamento (UE) nº 575/2013 aplicado sobre los fondos propios de la entidad de crédito con sede en un Estado no miembro de la UE en su conjunto, entendiendo por tales los relevantes a efectos de los límites a las exposiciones con un cliente o grupo de clientes de acuerdo con la legislación nacional de ese Estados no miembro de la UE, o, en su caso de inexistencia de tales límites, aquellos utilizados a efectos del cálculo del coeficiente de solvencia en dicha legislación.
      b)     El 100% de los fondos propios de la sucursal calculados conforme a lo establecido en el apartado 2, la cual establece que, a efectos de cálculo de fondos propios computables para el cumplimiento de la norma de solvencia, se entenderá por capital de la sucursal, la dotación mantenida en la entidad en España de fondos de carácter permanente y duración indefinida, disponibles para la cobertura de pérdidas, al que se refiere el artículo 17.1 a) del Real Decreto 84/2015.

     

    A 31 de diciembre del ejercicio 2016, la Sucursal cumple con los límites establecidos en la citada normativa.

    RIESGOS DE LOS INSTRUMENTOS FINANCIEROS

    Exposición total al riesgo de crédito

    El siguiente cuadro muestra la exposición total al riesgo de crédito al cierre de los ejercicios 2016 y 2015, en miles de euros:

     
    Tabla 7. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    La distribución del riesgo clasificado como "Crédito a la clientela" según el sector de actividad al 31 de diciembre de 2016 y 2015 al que pertenecen los clientes se muestra en el siguiente cuadro, en miles de euros:

     
    Tabla 8. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    Teniendo en cuenta la distribución por actividad y garantías se distribuye el riesgo a la clientela de la siguiente forma:

     

     
    Tabla 9. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    La Sucursal no registra ninguna financiación destinada a la promoción inmobiliaria, ni crédito a los hogares para adquisición de vivienda. Tampoco registra ningún activo inmobiliario adjudicado en pago de deudas. (Nota 10)

    La distribución del riesgo clasificado como "Crédito a la clientela" según el importe total por cliente en los ejercicios 2016 y 2015 es la siguiente, en miles de euros:

     
    Tabla 10. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    En cuanto a la concentración sectorial e individual son calculados según a la normativa.

    Teniendo en cuenta la concentración de riesgos por actividad y área geográfica, la distribución de la actividad total de la Sucursal a cierre del ejercicio actual y anterior es la siguiente:

     
    Tabla 11. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    La siguiente tabla resume los tipos de interés medios de los activos y pasivos financieros existentes al 31 dediciembre de 2016 y 2015, en miles de euros:

     
    Tabla 12. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    La siguiente tabla resume la exposición de la Sucursal al riesgo de cambio, en miles de euros:

     
    Tabla 13. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    El importe devengado correspondiente a diferencias de cambio reconocidos en la cuenta de pérdidas y ganancias asciende en el ejercicio 2016 a 36 miles de euros de pérdida (2015: 284 miles de euros).

    A continuación se indica el desglose del valor en libros instrumentos financieros por plazos residuales de vencimiento al 31 de diciembre de 2016 y 2015. Las fechas de vencimiento que se han considerado para la construcción de la tabla adjunta son las fechas esperadas de vencimiento o cancelación obtenidas en función de la experiencia histórica de la Sucursal, en miles de euros:

     
    Tabla 14. Informe Prudencial 2016. Banco de la Nación Argentina, Sucursal en España.

    COEFICIENTE DE RESERVAS MÍNIMAS


     

    La Sucursal mantiene en el Banco de España una cuenta corriente afecta al cumplimiento del coeficiente de las reservas mínimas exigidas, las cuales se encuentran reguladas por el Reglamento del Coeficiente de Reservas Mínimas (Coeficiente de Caja, CE) nº 1745/2003 del Banco Central Europeo de 12 de septiembre de 2003 modificado por el Reglamento nº 1358/2011 de 14 de diciembre de 2011. Según dichos reglamentos, las entidades deben mantener unas reservas mínimas en el banco central de cada Estado miembro participante en el que tengan un establecimiento, en relación con su base de reserva en el Estado miembro correspondiente. Las reservas mínimas se calculan como un porcentaje del 1% de determinadas categorías de pasivos computables.

    Al 31 de diciembre de 2016 y 2015, la Sucursal cumplía con los mínimos exigidos para este coeficiente por la normativa española aplicable.

    FONDO DE GARANTÍA DE DEPÓSITOS

     

    El Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito fue creado por el Real Decreto-ley 16/2011, de 14 de octubre.

    El Real Decreto Ley 2606/1996, de 20 de diciembre, modificado por el Real Decreto 1012/2015 de 6 de noviembre, tiene por objeto desarrollar el régimen jurídico de los fondos de garantía de depósitos en establecimientos bancarios, cajas de ahorro y cooperativas de crédito.

    En el ejercicio 2012 y como consecuencia de la necesidad de restaurar la suficiencia patrimonial del Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito. A.I.E. conforme a lo previsto en el artículo 6.2 del Real Decreto Ley 16/2011, de 14 de octubre, la citada entidad acordó la distribución de una derrama entre las entidades adscritas al mismo. El valor actual correspondiente a la Sucursal ascendió a 14 miles de euros, liquidándose en aportaciones anuales ordinarias en los diez ejercicios siguientes al cierre del ejercicio 2012 y que podrán ser deducidas de la aportación ordinaria anual.

    A fin de reforzar el patrimonio del Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito, se estableció mediante el Real Decreto-ley 6/2013, de 22 de marzo, la obligación de constituir una aportación adicional sobre los depósitos a 31 de diciembre de 2012, y por una sola vez, de un 3 por mil, lo que supuso un importe total de 17 miles de euros, completándose su cumplimiento en el ejercicio 2016 de la siguiente forma:

    1. Un primer tramo equivalente a dos quintas partes del incremento total a satisfacer en el plazo de 20 días hábiles desde el 31 de diciembre de 2013.
    2. Un segundo tramo equivalente a las tres quintas partes restantes a satisfacer a partir de 1 de enero de 2014 de acuerdo al calendario de pago que fije la Comisión Gestora dentro de un plazo máximo de 7 años. El calendario fijado de liquidación es el siguiente:
    • Una séptima parte el 30 de septiembre de 2014.
    • El 50% el 30 de junio de 2015.
    • El 50% el 30 de junio de 2016.

     

    En el ejercicio 2016, el gasto incurrido por las contribuciones realizadas a este organismo ascendió a 5 miles de euros (2015: 37 miles de euros), que se ha registrado en el capítulo "Otras cargas de explotación" de la cuenta de pérdidas y ganancias.

    INFORMACIÓN SOBRE REMUNERACIONES

     

    Las remuneraciones de todo el personal y directivos están en concordancia con lo establecido en el Convenio Colectivo de la Banca y por el Directorio de nuestra Casa Matriz. Las mismas guardan relación con nuestro tipo de negocios y no se abona ningún tipo de retribución variable.

    La composición del saldo total de este epígrafe de la cuenta de pérdidas y ganancias al cierre del ejercicio 2015 fue de €921, de los cuales corresponden a Altos Cargos €211, conformando este colectivo el Director General y el Subdirector General.

     

    Madrid (España), 31 de Marzo de 2017

     

    BancaElectrónica

    Acceda desde aquí a su cuenta en Banco de la Nación Argentina Sucursal en España
    Acceso al área privada de la web

     
    Banco de la Nacion Argentina
    Toda la información sobre nuestra Casa Matriz en Argentina.

    +